VALORACIÓN DE EMPRESAS

Son varios los motivos por los que puede ser necesario valorar una empresa.
Nuestro equipo de profesionales financieros están preparados para llevarla
a cabo sea cual sea.

La valoración de una empresa puede ser necesaria por varios motivos. Algunas de las situaciones que pueden requerirlo son:

  • Operaciones de compra-venta: Para el comprador es un indicador del valor máximo a pagar y para el vendedor el precio mínimo al que debe vender.
  • Reorganizaciones entre accionistas: La valoración de distintas empresas relacionadas a grupos societarios comunes sirve para establecer ecuaciones de canje de acciones y concretar intercambios de acciones entre accionistas.
  • Herencias y testamentos: Sirve para comparar el valor de las acciones con el de otros bienes.
  • Procesos de arbitraje y pleitos: La valoración de empresa mejor realizada y sustentada de las partes en conflicto, da una ventaja competitiva en procesos de esta naturaleza.
  • Salidas a bolsa o entrada de socios capitalistas: Es un indicador del precio al que pudiera salir al mercado las acciones o al precio al que se pudiera dar entrada a socios capitalistas.
  • Valoración de Start up o proyectos de emprendedores que necesitan la preparación de un plan de negocio y un plan de viabilidad: En la mayoría de los casos, tanto administraciones públicas, como business angel o cualquier organización con interés en invertir en un proyecto, requerirá de esta planificación.
  • Decisiones estratégicas sobre continuidad de la empresa: Ayuda a una compañía o a sus unidades de negocio, a tomar decisiones tales como seguir en el negocio, vender, fusionarse, crecer de manera orgánica o inorgánica, o seguir obteniendo flujo de caja de las operaciones.

OTROS SERVICIOS