Emprender en tiempos de incertidumbre

Emprender en Tiempos de Incertidumbre - Evolvers
Emprender en Tiempos de Incertidumbre - Evolvers

Como cada 16 de abril, nos hacemos eco del D√≠a del emprendimiento, un d√≠a en el que damos visibilidad a los valientes que han sacado adelante sus ideas, luchadores de los que nos enorgullecemos cuando tienen √©xito y a los que admiramos cuando caen y vuelven a levantarse. Pero este a√Īo es distinto: este a√Īo los luchadores somos todos y para ganar, tendremos que seguir unidos incluso despu√©s de la cuarentena.

Seg√ļn el Observatorio Mundial de Emprendimiento (GEM, por sus siglas en ingl√©s), en Espa√Īa tenemos una percepci√≥n conservadora. Nos situamos en el puesto 45 de 50 en intenci√≥n de emprendimiento y con un 48,2% de adultos (de entre 18 y 64 a√Īos) con miedo al fracaso, estando en este caso en el top 10 de la clasificaci√≥n internacional. Tal vez sea por este motivo por el que cerca de la mitad de la poblaci√≥n encuestada por esta entidad se considere capaz de emprender, pero s√≥lo el 6,2% lo haga.

Sin embargo, no todo es malo, Espa√Īa se encuentra entre los cinco pa√≠ses analizados a nivel internacional con el porcentaje de hombres y mujeres emprendedores m√°s igualado, 6,3% y 6,0% respectivamente, siendo el √ļnico pa√≠s europeo en el que la diferencia entre g√©neros es inferior al 10%. La mitad de nuestros emprendedores lo hacen para marcar la diferencia y el 70% emprende porque detecta una oportunidad de negocio. Adem√°s, podemos presumir de tener una de las mejores infraestructuras legales y comerciales para emprendedores del mundo (puesto 6 de 54, seg√ļn GEM).

¬ŅQu√© consecuencias tiene la crisis sanitaria?

La amenaza del Brexit, las tensiones entre Estados Unidos y China y lo que cost√≥ que form√°ramos gobierno en Espa√Īa, no han ayudado precisamente al tejido emprendedor nacional y la situaci√≥n actual con el COVID-19 no pinta mejor.

Analizar los datos a posteriori tiene su trabajo, pero es relativamente fácil. Lo difícil es adelantarse a lo que está por venir, de ahí la incertidumbre que se crea y que nos afecta a todos: emprendedores, empresas consolidadas, autónomos, trabajadores por cuenta ajena, consumidores, proveedores o cualquier tipo de stakeholder.

Cuando se empez√≥ a hablar sobre la crisis econ√≥mica que vendr√≠a como causa del COVID-19, se dijo que su gr√°fica tendr√≠a forma de ‚ÄúV‚ÄĚ, es decir, una r√°pida y fuerte ca√≠da de la econom√≠a seguida de una r√°pida y fuerte recuperaci√≥n. Poco despu√©s se dijo que tendr√≠a forma ‚ÄúU‚ÄĚ, es decir, una r√°pida y fuerte ca√≠da de la econom√≠a con un valle o peque√Īa traves√≠a del desierto en la parte m√°s baja seguido de una fuerte recuperaci√≥n. √öltimamente ya se oye hablar de la temida gr√°fica ‚Äúlogo Nike‚ÄĚ que experimenta una r√°pida y fuerte ca√≠da, un valle en la parte m√°s baja y una recuperaci√≥n muy lenta que puede durar varios a√Īos.

Muchas personas tendr√°n en su mente la crisis del a√Īo 2008, pero la realidad actual no tiene el por qu√© parecerse en algo y a√ļn tenemos gran parte del control, ya que en el a√Īo 2008 la crisis fue financiera y de cr√©dito que, en consecuencia, afect√≥ a la oferta y la demanda. En esta ocasi√≥n, la crisis viene dada por un corte directo en la oferta y la demanda, pero a√ļn no hay problemas de financiaci√≥n.

¬ŅQu√© podemos hacer para evitar una crisis econ√≥mica?

La soluci√≥n que est√° en mano de todos es consumir aquellos productos y servicios que consum√≠amos antes del 14 marzo del 2020 con la misma normalidad que lo hac√≠amos entonces. Es cierto que al corto plazo habr√° desviaciones en los h√°bitos de consumo, como, por ejemplo, en las peluquer√≠as, que habr√° un gran aumento de la demanda tras el levantamiento de la cuarentena, lo que traer√° como consecuencia una oportunidad para peluqueros que quieran emprender y abrir su propio sal√≥n, aumentando as√≠ tambi√©n la oferta y equilibrando el precio al corto plazo. O, por el contrario, que no se abran nuevos salones, manteniendo la misma oferta y durante el per√≠odo de aumento de demanda, suban los precios para despu√©s del ‚Äúboom‚ÄĚ, volver a bajar.

Si mantenemos nuestros h√°bitos de consumo pre-virus, es decir, mantenemos los niveles de demanda, todas aquellas empresas que hayan tenido que hacer un ERTE podr√°n volver a producir, es decir, se recuperar√°n los puestos de trabajo perdidos y la oferta se igualar√° con la demanda. Si, adem√°s, se incentiva dicho consumo con las medidas adecuadas, tanto generales (bajadas de impuestos o ayudas a empresas), como a sectores espec√≠ficos (tur√≠stico o en agricultura, ganader√≠a y pesca), acortaremos la parte baja de la curva acerc√°ndonos a la gr√°fica ‚ÄúV‚ÄĚ y alej√°ndonos de la gr√°fica ‚Äúlogo Nike‚ÄĚ.

No debemos olvidar que esta hipótesis requiere apartar los miedos que nos llevan a dejar de consumir; del mismo modo que los apartan quienes se atreven a emprender.

Obviamente, esta situación también va a afectar a aquellos emprendedores que justo estaban arrancando sus negocios o que tenían previsión de hacerlo en breves. Si bien en este caso reconocemos 3 clases principales:

  • Los que ven una oportunidad para empezar: estamos en un momento de consumo de informaci√≥n que no se hab√≠a dado antes y perfecto para construir marca;
  • Los que emprenden por necesidad: han perdido su trabajo y el mercado laboral no los recupera; y
  • Los que prefieren posponerlo todo.

Desde Evolvers queremos enviar un doble mensaje: si eres emprendedor, puede que esta sea la oportunidad, pero no te olvides de analizar los riesgos. Haz un plan de negocio en condiciones y cubre todos los escenarios posibles, incluidas alianzas estratégicas.

Por √ļltimo, apelamos al compromiso social que debemos mantener, m√°s all√° de la crisis sanitaria, para evitar la repetici√≥n de errores pasados y una crisis econ√≥mica que a√ļn est√° en nuestras manos acotar.

Escrito por Carlos Vives, socio de Estrategia y Negocio de Evolvers.
Publicado en Emprendedores2020.es

Comments

No comments yet. Why don’t you start the discussion?

    Leave a Reply

    Your email address will not be published.