El cambio de titularidad de negocio y todo lo que debes saber sobre ello

El cambio de titularidad de negocio y todo lo que debes saber sobre ello

Estar en el mundo empresarial no es una tarea sencilla. Y a veces no es tanto empezar sino mantenerse en el mercado, mientras nueva competencia continúa llegando. No obstante, es importante saber hasta dónde podemos aguantar, previo a traspasarlo a otra persona que pueda darle un nuevo aire.

Por eso, en esta nota estaremos hablando sobre el cambio de titularidad de negocio y todo lo que representa. Ya que, esto no es sólo un tema que abarca el punto de vista jurídico, sino que también hay que estar atentos a otros ámbitos.

Actualmente, hay muchas formas de abrir un negocio. Desde lo tradicional, como un local o compañía física, en la cual las personas pudiesen acercarse en caso de necesitarlo o en su defecto, aplicando la web 2.0 como tu principal mano derecha.

Sin embargo, también existe la posibilidad de que tú, como empresario o inversionista, tomes una compañía ya establecida. Esto se hace mediante el cambio de titularidad de negocio, donde a través de la compra de acciones parciales o totales, el mismo pasa a tu nombre.

Sea por falta de dinero, jubilación, mudanza o hasta cansancio, tomar la decisión de traspasar un negocio no es tarea simple. En ocasiones son muchos años de inversión para llegar a lo que actualmente es. Incluso temas de apego familiar.

Por ende, tampoco se convierte en una tarea sencilla de hacer para los abogados y requiere de mucha paciencia. Más aún cuando tus papeles no están al día o en su defecto, te faltan otros por sacar.

El descuido de estos trámites pudiese retrasar o hasta cancelar un cambio de titularidad de negocio. Siempre será importante, de lado y lado, asesorarse con las personas indicadas y expertas en el caso, más aun tomando en cuenta las leyes de cada estado o país.

¿A qué llamamos un ‘titular’?

La Real Academia Española (RAE) define la palabra titular en su punto dos, como “Dicho de una persona o de una entidad: Que tiene a su nombre un título o documento jurídico que la identifica, le otorga un derecho o la propiedad de algo, o le impone una obligación”.

Entonces, si llevamos el término a un negocio, hablamos de aquella persona que es la dueña de la empresa. Pudiendo ser también un grupo de accionistas que inviertan en conjunto. El portal Economipedia, lo define como “persona física o jurídica que ejerce la acción de propiedad o dominio de un activo”.

Por esto, cuando hablamos de un cambio de titularidad de negocio, nos referimos específicamente a aquel traspaso del mismo que convierte a otra persona en el nuevo dueño o encargado. Teniendo la responsabilidad tanto de la infraestructura como de las personas que trabajan en ella, antes de su llegada.

Pero hay que tener en cuenta que dentro de una empresa puede haber más de un dueño o accionista. Por lo que al hacer un cambio de titularidad de negocio, debes estar muy claro si realmente el mismo está solo a nombre de aquella persona a la que le compras o en su defecto, hay más personas que tienen poder en la compañía.

En caso de que el negocio esté a nombre de una persona natural, significa que sólo estará bajo la responsabilidad de una (1) sola persona. Ella/él son los responsables de las deudas y obligaciones que tenga esta empresa.

Por otro lado, si está registrado bajo una persona jurídica, esto tiene conlleva a que un grupo de personas están a cargo de la empresa. De ser así, las deudas u obligaciones están limitadas a los bienes de esta.

Estas personas jurídicas son las que conocemos comúnmente como Sociedad Anónima, Sociedad de Responsabilidad Limitada, Empresa Individual de Responsabilidad Limitada, entre otras. Así que, cuando estés cerca de realizar un cambio de titularidad de negocio, certifícate bien todos estos requisitos.

Tener la asesoría de los expertos es la mejor opción para no pasar un mal rato y realizar de una forma óptima el cambio de titularidad de negocio. En Evolvers, podemos ayudarte con toda la información necesaria. Contáctanos a través de los métodos que aparecen en nuestra web.

Puntos importantes dentro de un cambio de titularidad de negocio

Dependiendo de los países o las ciudades, donde te encuentres, el reglamento cambiará. Por esa razón, debes hacer caso al párrafo anterior y asesorarte de la mejor forma posible en cada paso que estés dando en tu negocio. Sólo así evitarás algún problema mayor.

Pero si existe una serie de puntos que debemos considerar a la hora de realizar de un cambio de titularidad de negocio. Te presentamos algunos de ellos a continuación:

  • Solvencias con las obligaciones

Los negocios y las empresas tienen una serie de obligaciones económicas tanto con el estado como con sus trabajadores. Por eso al hacer un cambio de titularidad de negocio debes estar al tanto de si realmente este punto se cumplió o si tiene algún tipo de deuda.

Estos son desde los impuestos que se paga al gobierno o a la municipalidad, según las respectivas leyes, hasta el seguro social, alquileres, servicios o en su defecto los salarios y bonificaciones respectivas con los trabajadores. 

No obstante puede llegar a existir la posibilidad de que el nuevo propietario o la persona que vaya a comprar, lo haga con la intención de saldar todas estas deudas pendientes ya que el anterior dueño o encargado no podía hacerlo.

Pero esto debe quedar previamente por escrito, no que te enteres luego de realizar el cambio de titularidad de negocio ya que puede ser un gasto que no tenías previamente estipulado.

  • Rentabilidad del negocio

Uno de los motivos por los cuales un negocio está en venta es porque ya no es rentable. Por ende, como futuro comprador, debes revisar las finanzas de este con la intención de tener muy claro cuál será el panorama que te encontrarás y que no te tome de sorpresa. 

  • Actividad y superficie

Finalmente, uno de los aspectos más importantes para poder realizar un cambio de titularidad de negocio, es que el mismo debe tener la misma superficie o las instalaciones de la licencia de apertura.

Además, el mismo no pude haber estado cerrado recientemente o fuera de funcionamiento. Su actividad termina siendo un punto que determina si es necesaria realizar el traspaso o en su defecto, debe abrirse una licencia nueva. 

¿Qué sucede con los trabajadores?

Durante todas las líneas anteriores hemos hablado del cambio de titularidad de negocio desde un solo ámbito: el dueño o futuro encargado. No obstante existe otro grupo de personas que están involucradas de forma indirecta como lo son aquellos trabajadores que estaban contratados previo a este traspaso.

Por ello te preguntarás Â¿Cómo quedan los empleados desde el momento en que se realiza el cambio de titularidad de negocio? Y la respuesta es simple: quedan, por ley, igualmente contratados, siempre y cuando dicha empresa esté activa y sobre todo, continúe en el mismo sector laboral. 

De esta forma, los trabajadores tendrán incluso los mismos puestos y salarios, pero estarán bajo las órdenes de otra persona o grupo de personas, que ahora con el cambio de titularidad de negocio, pasaron a ser los dueños.

Así que no te preocupes, la ley te ampara. Cabe repetir nuevamente que es el dueño principal, bajo la figura de persona natural, el encargado de todas las deudas que pueda tener la compañía previo al proceso de cambio de titularidad de negocio.

Asimismo, como trabajador también puedes optar con asesorarte con algún abogado con el fin de informarte de la manera más completa posible de cara a cuáles serían tus derechos, en caso de que la compañía a la que pertenezcas, tenga un cambio de este tipo.  

Comments

No comments yet. Why don’t you start the discussion?

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *