Compliance: ¿Por qué es necesario que lo dispongas para evitar problemas legales en tu empresa?

Compliance: ¿Por qué es necesario que lo dispongas para evitar problemas legales en tu empresa?
Compliance Rules Law Follow Regulation Concept

El concepto de compliance o cumplimiento está ganando cada vez más importancia entre las empresas. Se trata de la gestión de riesgos, que nació en el ámbito legal, pero que actualmente abarca muchos aspectos. De esta manera, se puede considerar que el cumplimiento tiene una función especifica dentro de tu empresa, ya que detecta y gestiona los riesgos de incumplimiento de las obligaciones regulatorias bajo las que opera. 

¿Qué significa Compliance?

qué es compliance

Compliance es un término en inglés que se traduce como cumplimiento normativo y hace referencia a las normas, internas y externas, establecidas por una empresa, ente público o entidad. En otras palabras, el responsable de compliance es el encargado de velar por el cumplimiento de la empresa, lo que requiere identificar los riesgos legales, y establecer mecanismos de prevención, gestión y control. 

¿De dónde proviene este término? 

La aparición del término del compliance se ubica en el sector financiero estadounidense y anglosajona. Por ende, es un concepto que nació en Estados Unidos, específicamente, en la década de los 70, tras grandes escándalos financieros y de corrupción. Por ello, se dictó la Foreign Corrupt Practices Act o FCPA en 1977, que incluyó requerimientos y prohiciones en materia de sobornos. Su principal objetivo era prevenir y evitar malas conductas en las empresas, mientras se vela por el cumplimiento normativo, control interno, la gestión de riesgos y la disuasión del fraude. 

Sin embargo, tras la entrada en vigor de la Ley Orgánica 5/2010 de la Reforma del Código Penal que se introdujo en España, se ha incrementado interés por la función de compliance, más que la prevención penal. Por eso, las empresas tienen cada vez mayor sensibilidad hacia el cumplimiento como pilar de la organización. 

Por tanto, el concepto del compliance no es algo nuevo, la creciente evolución de la legislación internacional con el endurecimiento de las sanaciones, se le ha otorgado gran importancia al cumplimiento en las organizaciones. Además, el compliance es una de las cuestiones más novedosas para incorporar en tus estrategias de gestión y visión de tu organización. 

Funciones del Compliance en tu empresa

cumpliendo con las obligaciones legales

La principal función del compliance es alinear los objetivos de tu empresa con el cumplimiento de los requerimientos jurídicos, a nivel nacional e internacional. Asimismo, se ocupa de regular las operaciones internas para su adecuación a los estándares. Por tanto, su función es adaptar la empresa a un marco regulatorio cada vez mayor y más complejo. Para enfrentarte a estos desafíos de un marco tan cambiante, los sistemas de compliance se articulan en tres pilares fundamentales. 

Prevención 

Esta fase tiene como función evitar la comisión de delitos, desde idear los procedimientos que permitan  el cumplimiento de la ley hasta materializar estos procedimientos en el comportamiento diario de los empleados. Por tanto, las tareas de esta función están relacionadas con:

  • Identificar y evaluar los riesgos. 
  • Diseñar e implementar los protocolos y procedimientos. 
  • Proporcionar apoyo en las diferentes áreas. 
  • Marcar el tono ético entre los consejeros y directivos. 
  • Sensibilizar a la empresa sobre la importancia del cumplimiento. 
  • Políticas de promoción. 

Detección y reporte 

En esa fase, se localizan los focos de incumplimiento y se informa a los órganos responsables para que tomen las medidas necesarias. Es una de las fases más importante del compliance, ya que tu empresa será plenamente responsable de los delitos que han sido posibles debido a una omisión de sus deberes de supervisión, vigilancia y control. Por lo tanto, la función de detección y reporte es: 

  • Vigilancia y control del cumplimiento del modelo de prevención. 
  • Informar al Consejo de Administración de los posibles riesgos e incumplimientos detectados. 
  • Seguir y revisar el correcto funcionamiento del sistema de compliance. 
  • Medir su desempeño. 

Resolución 

En caso de incumplimiento, el compliance se encarga de minimizar, impedir o compensar el impacto de las acciones indebidas. Para ello, se ocupa de: 

  • Establecer recomendaciones y medidas para garantizar la resolución de incidentes. 
  • Adoptar sanciones para los casos de incumplimiento. 
  • Modificar el modelo tras los fallos de su funcionamiento. 

Implementación del Compliance 

Aunque el concepto de compliance es muy amplio, y engloba diferentes tipos de cumplimientos normativos. Sin duda, el más fundamental es el relacionado directamente con el compliance legal. Puesto que, a través de él, tu empresa puede crear y establecer políticas de actuación para prevenir, detectar y gestionar los riesgos de incumplir con las leyes. 

El compliance legal de la empresa tiene como principal función evitar la comisión de delitos, pero también librar a tu empresa de responsabilidad penal cuando los delitos son cometidos por tus empleados. Sin embargo, la gran importancia es que lo implementes de manera real y sean efectivos. Por ello, tiene distintos niveles para tu empresa: 

  • Cumplimiento de normas externas que se imponen a la organización. 
  • Sistemas de control internos para garantizar que se cumplan esas normas externas. 
  • Cumplimiento de normas internas para crear mecanismos para que estas normas se cumplan. 

¿Por qué necesitas el Compliance en tu empresa?

asesoramiento legal

La función de compliance se ha extendido en los últimos años, tras haber demostrado ser de gran utilidad para las empresas. Esto permite que tu empresa se adapte al entorno regulatorio, evite los riesgos y costes de la comisión de infracciones y de ser sancionada. Por ello, en la medida del cumplimiento trata de gestionar el comportamiento de tu empresa y de que los empleados actúen bajo la normativa vigente. 

Es evidente que la corrupción dentro de la empresa se produce de diferentes maneras y lo que se pretende con el compliance es erradicarla y que exista la transparencia. Por lo tanto, se puede decir que las normas de cumplimiento y los programas de compliance puede ayudar a tu empresa a cumplir con tus obligaciones legales. Además, puede producir importantes beneficios para tu empresa, como son: 

  • Cumplir con la normativa legal hará que tus clientes, empleados y proveedores tengan más confianza en tu empresa, por lo que tu negocio crecerá. 
  • Disminuir el riesgo de multas, sanciones o demandas. 
  • Seguir las reglas de seguridad y protección te ayudan a crear un mejor ambiente de trabajo para tus empleados. 
  • Cumplir con tus obligaciones legales puede ayudarte a promocionar tu negocio a través de estrategias de marketing. 

Si quieres prevenir los riesgos del incumplimiento de las leyes y las consecuencias que estas conllevan a tu negocio, podemos ayudarte con el cumplimiento de tus obligaciones legales.

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.