Como constituir mi empresa

Como constituir mi empresa

Toda empresa debe iniciar con una idea visionaria de lo que se puede convertir en un negocio en un plazo de tiempo. Para constituir una empresa debemos seguir ciertos parámetros. 

La buena noticia es que la era digital también te facilita el camino y facilita la búsqueda de material para empezar de cero. Sin embargo, Evolvers te facilita el camino y te ofrece algunos datos que hará que tu empresa se dirija en la dirección adecuada.  

Independientemente del tipo de forma jurídica en el que vayas a constituir tu empresa, vas a necesitar realizar obligatoriamente una serie de gestiones y trámites. Lo inicial para constituir una empresa es realizar un Plan de empresa. Este es un documento que identifica, describe y analiza una oportunidad de negocio, examina la viabilidad técnica, económica y financiera del mismo. Básicamente, a la hora de constituir una empresa debes tener en cuenta la definición de la actividad a desarrollar y la planificación global. 

11 Pasos para constituir una empresa

1. Elegir Persona natural o jurídica

Debes tomar en cuenta esto al momento de formalizar o constituir legalmente tu empresa o negocio. Esta decisión puede depender de muchos factores. Hay profesionales que pueden asesorarte legalmente para constituir tu empresa. 

  • Una Persona Natural es una persona humana que ejerce derechos y cumple obligaciones a título personal. Al constituir una empresa como Persona Natural, la persona (el dueño de la empresa) asume a título personal todas las obligaciones de la empresa. 
  • Una Persona Jurídica es una empresa que ejerce sus propios derechos y cumple sus propias obligaciones. Al constituir una empresa como Persona Jurídica, es la empresa (y no el dueño o los dueños) quien asume todas sus obligaciones. 

2. Definir su forma jurídica

Para constituir tu empresa debes partir principalmente de 3 requerimientos tal como lo son la responsabilidad, número de socios y capital social. El carácter jurídico lo definen las características de tu empresa. Evidentemente, debe adaptarse a las características de tu nuevo negocio.

Existen cuatro grandes tipos sociedades mercantiles en España. Son la sociedad anónima, limitada, colectiva y la comanditaria.

  • Sociedad de responsabilidad limitada: los empresarios no tienen que responder de forma personal con su patrimonio de las deudas de la empresa. Se caracteriza porque la responsabilidad de los socios es limitada y porque el capital social está dividido en participaciones.
  • Sociedad anónima: se caracteriza porque el capital está dividido en acciones que sí pueden transmitirse libremente. Básicamente, es lo opuesto a la sociedad limitada. Así como también por la gran cantidad de socios que pueden llegar a participar en ella.
  • Sociedad colectiva: es una sociedad mercantil de carácter personalista, en la que los socios desempeñan un papel muy importante. Estos, no solo invierten capital sino que aportan su trabajo y gestionan la empresa directamente. Por eso, la condición de socio no se transmite libremente. Por otro lado, su responsabilidad es ilimitada, por lo que responden de manera personal de las pérdidas de la empresa. 
  • Sociedad comanditaria (o en comandita): es similar a la sociedad colectiva. Con la diferencia de tener la posibilidad de que un determinado tipo de socios no tenga que encargarse directamente de la gestión de la misma. Se prevén, por tanto, dos tipos de socios: los colectivos. Ellos responden ilimitadamente de las deudas sociales y participan en la gestión de la sociedad Y los socios comanditarios que no participan en la gestión y cuya responsabilidad se limita al capital aportado o comprometido. 

3. Certificación negativa para constituir una empresa

Deberás obtener en el Registro Mercantil Central la Certificación negativa del nombre de la sociedad. Consiste en la obtención de un certificado acreditativo de la no existencia de otra Sociedad con el mismo nombre de la que se pretende constituir. Este además es un requisito indispensable para el otorgamiento de la Escritura Pública de constitución de sociedades y demás entidades inscribibles.

Es importante mencionar que este paso para constituir una empresa les ayuda a los responsables de las compañías a reservar la denominación de su empresa.

Dentro de este requisito resaltamos que el nombre queda reservado durante un plazo de 6 meses. Transcurrido este período de tiempo no se ha realizado la inscripción de la sociedad en el Registro Mercantil Provincial, el nombre escogido quedará libre. 

Un dato es que la certificación negativa tiene una vigencia de 3 meses, al cumplir este plazo es necesario renovar el trámite. 

4. Capital social para constituir una empresa

El capital social de una empresa supone la suma de los bienes que posee la empresa junto con la aportación de los socios. Estas aportaciones pueden ser dinerarias y no dinerarias; y en el balance se encuentran en el pasivo como parte de los fondos propios. Antes de crear la sociedad es necesario depositar en un banco el capital social que se exige al tipo de sociedad. Algunas no requieren ningún capital social inicial pero otras necesitan un mínimo que puede ir desde 3.000 euros hasta más de 120.000.

5. Creación de la asociación para constituir una empresa

La creación de una asociación se realiza mediante el acuerdo expreso de tres o más personas, físicas o jurídicas legalmente constituidas. Estas personas se comprometen a poner en común conocimientos, medios y actividades para conseguir unas finalidades lícitas, comunes, de interés general o particular. Además, se dotan de unos Estatutos que regirán el funcionamiento de la asociación.

Esta asociación debe realizar una escritura pública ante notario en el que los socios firmen la constitución de la sociedad.

Este acuerdo habrá de formalizarse mediante un acta fundacional. Es desde este momento cuando la asociación adquiere su personalidad jurídica y la plena capacidad de obrar. 

6. La solicitud del NIF para constituir una empresa

El NIF es el número de identificación fiscal obligatorio para personas físicas, jurídicas y entidades sin personalidad que realicen actividades mercantiles en nuestro país. 

En la Agencia Tributaria te darán primero un NIF provisional presentando el modelo 036, la copia de la escritura de constitución y la copia de los estatutos. Después tienes un plazo de 6 meses para conseguir el número definitivo presentando la escritura.

7. Inscripción en el Registro en el Registro Mercantil para constituir una empresa

La inscripción en el Registro Mercantil sirve para dejar constancia de un hecho, como puede ser la constitución de una sociedad, y darle publicidad. Esta inscripción tiene carácter obligatorio.

Es preciso que inscribas, cada cambio de domicilio, las disminuciones o aumentos en el capital social. Asimismo, la disolución de la sociedad, su rescisión parcial, el nombramiento de los administradores, el cese de estos, la emisión de obligaciones. O cualquier acto, acuerdo o contrato que pudiera influir sobre la disposición del capital societario o modificar lo dispuesto en la inscripción registrada.

8. Alta en el Impuesto sobre Actividades Económicas

Se trata de un impuesto que se aplica tanto a autónomos como a sociedades simplemente por el hecho de realizar una actividad empresarial o profesional.

Por lo tanto, cuando comenzamos una actividad comercial, estamos obligados a darnos de alta en el IAE que nos corresponda en la Agencia Tributaria. Y hacerlo bajo el epígrafe de la actividad empresarial elegida.

9. La legalización de los libros de sociedades para constituir una empresa

La legalización de los libros es una forma de “precintar” la contabilidad para evitar que se pueda modificar en el futuro, una vez cerrado el ejercicio. 

Hay tres libros de sociedades: libro de inventarios, libro de cuentas anuales y libro diario. Se legalizan en el Registro Mercantil de la provincia poniendo un certificado oficial en la primera página de cada uno de ellos.

El Código de Comercio establece que todo empresario debe legalizar sus libros contables. El plazo establecido es de 4 meses desde el cierre de su ejercicio contable. 

10. Registrar patente y marca para constituir una empresa

Un paso importante para lograr constituir una empresa es proteger tu marca y patentes acudiendo a Oficina Española de Patentes y Marcas. En esta oficina se registran los signos distintivos de tu empresa (nombre, logo, patentes…) 

El registro de una marca otorga a la empresa el derecho exclusivo a impedir que terceros comercialicen productos similares con la misma marca. O utilizando una marca tan similar que pueda crear confusión, en términos similares a las patentes.

11. Comunicar que la empresa fue abierta

Si cuentas con trabajadores deberás comunicar la apertura del centro de trabajo a la Dirección Provincial del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Y obtener un libro de visitas para las inspecciones. Además, es muy recomendable obtener un certificado electrónico para poder firmar documentación electrónicamente y agilizar procesos.

Puede que cada uno de los trámites suenen tediosos, pero aunque no lo creas cada empresario o emprendedor debe pasar estos pasos para lograr su meta. 

Si es tu primera vez en este camino sería bueno que puedas asesorarte con expertos en la materia. Ellos pueden hacer que tu camino sea menos cuesta arriba.

Una vez que se realiza cada una de estas gestiones para constituir una empresa viene el camino de éxito para ti. ¡Así que ánimo!

Comments

No comments yet. Why don’t you start the discussion?

    Leave a Reply

    Your email address will not be published.